Para la mayoría de las personas casarse es un acto de mucha importancia y valor dentro de sus vidas. Es muy común en la mayoría de las culturas de la tierra llevar a cabo la costumbre del matrimonio y así poder cumplir con este santo sacramento.

La mayoría de las mujeres sueñan con este momento, casarse con ese amado príncipe azul que tanto desean encontrar, tal como observan en las películas, y así realizar una ceremonia de ensueño y por todo lo alto.

Veamos algunos de los detalles más relevantes para celebrar este magnífico evento:

¿Estás seguro/a de casarte?

Es importante que para dar este gran paso en tu vida pienses a profundidad si deseas compartir o no con esa persona el resto de tu vida. Ya que hay muchos aspectos y circunstancias que debes evaluar para poder tener la paz interior que te permita saber qué es la decisión correcta.

Evaluar tu afinidad, gustos, empatía y fluidez con esa persona marcará la diferencia entre una relación grandiosa y una frustrarte, por lo que tener la consciencia plena en cada acto de tu vida, y en especial en este que estará contigo por siempre es de vital importancia.

Búsqueda del anillo de matrimonio

La búsqueda del anillo de matrimonio
La búsqueda del anillo de matrimonio

Como detalle fundamental se debe realizar la adquisición del anillo de matrimonio. Generalmente esto marca el inicio de todos los preparativos para el matrimonio y representa para los enamorados el inicio de una serie de actividades que se describirán a continuación.

¿Quiénes serán los padrinos de tu boda?

Los padrinos representan una pieza importante en la ceremonia matrimonial. Para la selección de los mismos, los novios suelen ponerse de acuerdo de quienes serán las personas mas indicadas de tener este gran honor en el altar.

Al momento de elegir se evalúan características como afinidad, aprecio, amistad, empatía, sociabilidad y cercanía con cada uno de los novios, en la mayoría de los casos suele ser familiares o mejores amigos de la pareja.

Destino de la luna de miel de tu boda

Destino de la luna de miel
Destino de la luna de miel

Ya cada uno de los novios tiene claro los gustos de su pareja, lo más recomendable es elegir un sitio donde ambos puedan disfrutar al máximo este momento único luego del matrimonio.

Una salida a la playa, a una cabaña o a una crucero, suelen ser los destinos más acudidos por la mayoría de las parejas recién casadas. Aunque, es importante aclarar que no todos siguen las rutinas que leen en las revistas o programas de matrimonios, y realizan lunas de miel poco convencionales como irse de safari, rafting, escalada, entre otras aventuras extremas.

Pero al final lo más importante es el disfrute de la pareja, sea en una noche cálida bajo la luna o rodeados de nieve mientras suben el  Everest.

Reservar la cita en la iglesia o juzgado

El lugar donde se ejecutará el matrimonio suele hacerse a la par con la búsqueda del lugar donde se realizará la luna de miel. En la mayoría de los casos los novios suelen buscar la iglesia más cercana a su hogar o en donde está la mayoría de los familiares de ambos.

En casos muy particulares cuando los novios o familiares poseen los recursos suficientes, suelen realizar las bodas en lugares un poco más atractivos para turistas. Pero más allá de donde sea, lo importante es sentir la plena confianza y tranquilidad de que es el lugar indicado para realizar esta hermosa celebración que marcará sus vidas.

Selección del lugar de la recepción y generación de las invitaciones para tu boda.

Selección del lugar de la recepción de la boda
Selección del lugar de la recepción de la boda

Ya con fecha en el calendario y una gran programación de preparativos por delante, se procede inicialmente a buscar el lugar más ideal para realizar la fiesta de celebración. Este lugar debe ser a gusto de los novios y debe poseer todas las características de la fiesta perfecta después de la ceremonia, amplios espacios para la celebración del baile matrimonial, buena ventilación, preferiblemente espacios abiertos para la adecuada conversación de los invitados, luz adecuada para las sesiones fotográficas durante la fiesta, que tenga el espacio para la cantidad de invitados planificada, así como la disposición de otros elementos que permitan una velada óptima.

Adicionalmente está el proceso para realizar la lista de invitados a la boda. Para el desarrollo de esta lista, la novia y el novio empiezan a generar ideas de nombres y más nombres de familiares, vecinos, amigos, compañeros de trabajo y muchos más que se consideren fundamentales para asistir a la boda.

Ya en el párrafo anterior observamos que conocer la cantidad de invitados es primordial para el espacio donde se realizará la fiesta, por lo tanto, la lista de invitados estará influenciada por la capacidad del local que fue alquilado. Una vez completada la lista de invitaciones, es enviada y entregada a cada uno de los invitados para que de esta forma estos puedan agendar hora y lugar de encuentro. También será el momento ideal para echar un vistazo a los detalles de boda en nuestra tienda online Alei Events y elegir los que mejor se adapten a tus invitados. 

Ceremonia matrimonial, declaración de los votos y entrega de los anillos.

Ceremonia matrimonial
Ceremonia matrimonial

Ya llego el gran día, la iglesia completamente adornada para el magno evento, los padrinos preparados junto con los familiares e invitados, y los novios ansiosos por que inicie la anhelada ceremonia. Suenan las campanas y la marcha nupcial de Mendelssohn toma protagonismo, los novios se acercan poco a poco al estrado, el padre comienza a realizar todo el discurso que conlleva esta ceremonia, se respira gran alegría alrededor, todas las miradas están puestas en el altar.

Los novios una vez que han aceptando las condiciones que establece la iglesia para llevar el matrimonio, proceden a realizar la lectura pública de sus votos, es este momento se expresan todas las promesas que los novios llevaran a cabo durante toda su vida. Allí se manifiestan todos los hermosos sentimientos y sueños que deseen expresar, y esto es una pequeña muestra de todo el amor que tienen por darse.

Después de realizar sus promesas y de recibir la bendición del sacerdote y de Dios, los novios se colocan mutuamente sus anillos iniciando así ese hermoso recorrido del matrimonio dentro de sus vidas. Ambos anillos simbolizan su acto de amor y de fe en este proceso sagrado, y como dicen muchos, la unión de los dos anillos simboliza el infinito, reflejando el inmenso poder que se genera al unir dos almas en matrimonio.

 La fiesta de celebración de tu boda

 

La fiesta de celebración
La fiesta de celebración

Inicia la gran fiesta, con una decoración de envidiar, música de fondo bailable para todos los invitados, bocadillos y bebidas a todo dar. Al inicio se realiza un brindis entre los enamorados y todos los invitados. Esto dicta el comienzo oficial de esta fiesta.

Posterior a eso el primer baile lo realizan los novios escuchando el Vals de Strauss con su Danubio Azul al fondo. El baile simboliza la expresión de alegría de dos almas que se acaban de unir. Luego los padrinos y familiares siguen el baile con los novios, hasta que todos los invitados se unen a la pista de baile.

Durante todos estos momentos, la comida, bebidas y fotos entre los novios son el punto fuerte de la fiesta. En muchas ocasiones esta celebración dura hasta el amanecer, en otras sólo hasta medianoche, esto depende de la cultura o del tiempo de alquiler del local.

Es muy importante agradecer a los invitados por formar parte de este grandioso día, para esto se pueden dedicar unas bonitas palabras para ellos durante los discursos, y de ser posible, obsequiar un detalle especial que los haga recordar la fecha.

Inicio de la luna de miel

Una vez culminada la boda y la celebración los novios se van de luna de miel a ese paradisiaco lugar que eligieron para pasar sus primeras noches como recién casados. En estos momentos ambos disfrutan al máximo la compañía uno del otro y se divierten a lo grande como esa hermosa pareja que acaba de nacer formalmente. Aquí las fotos son el pan nuestro de cada día, generando así una inmensa dosis de recuerdos de estos momentos únicos.

Y por último…

Felices por siempre es la palabra más común entre la mayoría de los matrimonios. Esto se logra cuando la química, el amor y la compresión siempre son el plato fuerte de la relación de pareja. Cuando sin importar el estrés diario generado por el trabajo o la sociedad siempre hay un punto de inflexión para que ambos logren estar tranquilos y en paz.

Si el núcleo familiar se incrementa o no, su amor siempre debe estar latente y dejar a un lado síntomas de apatía u olvido entre ambos.

Por lo tanto la comunicación será un factor de suma importancia a cultivar. Los momentos juntos y las sonrisas serán aquellas herramientas que nutrirán el alma y harán que el amor siempre esté fuerte y encendido.